30 ideas sobre que grabar en tu empresa
30 ideas sobre cómo grabar vídeos en tu empresa
22 septiembre, 2016
El director de Comunicación de Grupo Piquer, Sergio Pérez, durante el evento.
El formato audiovisual: herramienta de comunicación eficaz en la empresa
23 septiembre, 2016
Mostrar todo

El pequeño guerrero en Heraldo Escolar

cuento heraldo escolar

"El pequeño guerrero" en Heraldo Escolar

 

“Es la última vez que se meten conmigo, ¿quién se creen que son? Como si ellos fueran los más guapos o los más listos. Sólo saben dejar en ridículo a los demás”.

Jaime se dirigía a casa inmerso en sus pensamientos después de otro fatídico día de colegio. Sus compañeros se metían con él por cualquier motivo, un día se burlaban de sus gafas, otro del color de sus pantalones y el día que no encontraban nada para reírse de él, se lo inventaban. Estaba harto de aguatar todos los días lo mismo, había llegado al límite.

Cuando cruzó el umbral de su casa no pudo evitar romper a llorar, subió corriendo las escaleras en dirección a su cuarto y cerró la puerta para acurrucarse en un rincón.

“¿Por qué? Siempre he sido bueno con todos, ¿por qué yo?”

Una voz cálida surgió de alguna parte de su habitación:

-Jaime, he venido a ayudarte…

 
 
 
 

-Has demostrado un valor increíble aguantando las burlas de tus compañeros todo este tiempo, sólo los más fuertes lo consiguen.- Jaime se quedó perplejo, clavado en el sitio, no sabía cómo reaccionar.- Ahora necesitas un poco más de ese valor, ríete tú también de esas cosas que te dicen, sabes que no son ciertas. Aprende a no hacer caso de esas nimiedades, pronto tu grandioso destino te será revelado, tu futuro es el de convertirte en un guerrero del bien.

-¿Co…co…cómo?- Dijo Jaime casi sin poder articular palabra.

-Eres el elegido para hacer el bien, para aguantar las injusticias y para ayudar a los desvalidos. Nunca dejes de ser tú mismo, Jaime. Volveremos a hablar. Saludos, elegido.

Con los ojos como platos, Jaime se sentó en el suelo mirando al pequeño guerrero. No podía creer lo que acababa de ocurrir. Lentamente se acercó a la figurita y la cogió entre sus manos.

-Lo haré, seré ese guerrero del bien que el mundo necesita.- Se dijo para sí mismo. Guardó la miniatura en el bolsillo y salió de su cuarto.

La puerta del armario de Jaime se abrió poco a poco y su hermano mayor, Jorge, salió de él con lágrimas en los ojos y un pequeño micrófono en la mano. Se acercó a la ventana en la que el pequeño guerrero había infundido valor a su hermano pequeño y desconectó el altavoz que había camuflado entre unos cojines.

-Valor, hermanito. Tú puedes conseguirlo.

A partir de ese día todo cambió para Jaime. Los consejos que le había dado el pequeño guerrero habían calado en su forma de ser y dejó de darle importancia a las burlas de sus compañeros. Había nacido una persona totalmente nueva que se desvivía por ayudar a los demás.

Jorge sintió el mayor orgullo que se puede sentir y se preguntó por un momento en quién era el pequeño guerrero, si la figurita o su hermano pequeño.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies