vitalia zaragoza
Terapias innovadoras basadas en el método Hoffmann en Vitalia Zaragoza
18 octubre, 2016
firma convenio
II Concurso de Microrrelatos “Jóvenes con mucho que contar”
20 octubre, 2016
Mostrar todo

¡Ojo con WhatsApp!

¡Ojo con WhatsApp!

¡Ojo con WhatsApp!

La mensajería instantánea ha conseguido cambiar el mundo y ahora ya es complicado imaginar cómo nos comunicábamos antes de que la inmediatez de la que gozan aplicaciones como ‘WhatsApp’ guiara la forma de relacionarnos. Pero existe un problema enorme que eclipsa los beneficios que ofrece este tipo de comunicación: la exposición de la privacidad.

En alguna ocasión hemos hablado de los peligros que ofrecen las redes sociales en cuanto a la invasión de la intimidad; Facebook, Twitter o Instagram pueden arruinar la vida de un persona si se desconoce hasta qué punto pueden llegar a perjudicar. Pues bien, hoy ha llegado el momento de hablar de una aplicación aparentemente inocente pero que alberga un lado oscuro que la mayoría desconoce.

WhatsApp es el sistema de mensajería más utilizado en España y diariamente lanza unos 64 billones de mensajes en todo el mundo. Se trata de un medio de comunicación gratuito, rápido y fácil de usar con posibilidades de intercambiar archivos, imágenes o vídeos. Además, sólo se necesita un terminal móvil o un ordenador para poder acceder a este servicio. Está accesibilidad permite que casi todo el mundo pueda hacer uso de esta herramienta de comunicación aunque muchos de ellos desconozcan los riesgos a los que están expuestos.

La primera manera de evitar cualquier peligro es utilizar esta red con sentido común. No compartas ninguna foto que no quieras que salga a la luz o no envíes mensajes que no te gustaría que los viese nadie. Tampoco des ningún tipo de información personal como cuentas bancarias o datos de interés como el número de DNI. ¡Mucho cuidado con lo que escribes, el robo de datos siempre está presente!

Los virus también se hacen notar en WhatsApp y son cada vez más sofisticados. Los creadores de estos malware simulan páginas web que nos son familiares para acceder a nuestros datos. Pueden recrear la página de nuestro banco o la de inicio de cualquier red social, hay incluso mensajes que intentan engañar al usuario para que pague por algún servicio como el del propio WhatsApp. Nunca entres en ningún enlace que no sea de confianza, aunque te lo envíe un amigo.

Por otro lado, hay que tener cuidado con los robos de cuenta. Cualquier hacker puede acceder a nuestra cuenta y hacer lo que quiera suplantando nuestra identidad, tiene a su alcance conversaciones, archivos o imágenes que hayamos enviado. Aunque lo peor de todo es que, además de poder acceder a nuestra cuenta con ataques informáticos, también pueden hacerlo si extraviamos el móvil o lo perdemos de vista en algún sitio público. ¡Mucho ojo!

Otro asunto son los falsos mensajes de pánico, esas cadenas que advierten de algún peligro y que personas sugestionable se creen a pies juntillas sin contrastar la información. No podemos dar tanta credibilidad a este tipo de noticias que no tienen ninguna lógica o fundamento.

También hay que tener cuidado con las fotos de perfil y el estado de WhatsApp. Nunca hay que poner ninguna foto comprometida o que dé algún tipo de información sobre nuestra vida personal, hay personas que pueden utilizar una simple imagen para averiguar dónde vives y cuáles son tus aficiones.

Si tenemos en cuenta estos pequeños consejos no tendremos nada de lo que preocuparnos. La tecnología es un gran avance, pero ha de usarse con cabeza.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies