La familia Parla
Departamento de quejas / Atención al Cliente Familia Parla
17 noviembre, 2016
Técnicas de Estudio en Herrera de los Navarros
Taller de Técnicas de Estudio en Herrera de los Navarros
18 noviembre, 2016
Mostrar todo

La Educación a Debate – Huelga de deberes

Huelga de deberes

Huelga de deberes

 

La huelga de deberes convocada por la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (Ceapa) ha sido la comidilla del mundo educativo durante los últimos meses. El documento presentado que explica los motivos de esta postura mantiene la pugna con el presentado por La Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa), que reivindica la importancia y la necesidad de las tareas escolares fuera de la escuela. Ambos bandos poseen sólidos argumentos a su favor y deja abierto un debate en el que es complicado posicionarse pero, ¿qué pensáis vosotros?

Según lo recogido en el artículo 31 de la Convención de los Derechos del Niño, “los deberes vulneran el derecho al esparcimiento, al juego y a participar en las actividades artísticas y culturales”. Ceapa afirma que un modelo educativo adecuado no puede poner en peligro los derechos del alumnado y vulnerar una educación completa. Y no es el único argumento, la intromisión en el tiempo de las familias, vital para la educación en valores, se ve afectado para llegar a la realización de las tareas. Por no hablar de que esa inmensa carga de trabajo está provocando el hastío de los alumnos y el posterior abandono de los estudios, además de las patologías, como dolores de cabeza y estrés, detectadas en edades cada vez más tempranas gracias a los deberes.

Luego están los factores que dependen del profesorado, así como del modelo educativo, que justifican la inmensa cantidad de deberes. La imposibilidad de abarcar el temario propuesto de cada asignatura al horario lectivo, la excesiva cantidad de alumnos, o la pobre función del docente que se limita a ser preparador de exámenes y no educador, son sólo algunos de ellos.

La otra cara de la moneda alega que las tareas fuera del colegio ayudan a consolidar el aprendizaje, son una excelente forma de trabajar la autonomía de cada alumno y ayudan en la comprensión de la materia. Además, son una excelente herramienta de medición de los conocimientos adquiridos y un detector de errores que permite corregirlos a tiempo. También es una forma de retar y poner a prueba al alumno, un método para provocar su curiosidad y las ganas de llegar un paso más lejos.

Está claro que no hay una solución sencilla y que la única manera de beneficiar a los alumnos es llegar a un punto medio. La conciliación de ambas partes juega en favor de una verdadera educación y la construcción de un modelo educativo acorde a las necesidades de todos. Los modos de enseñanza y aprendizaje han evolucionado, han saltado para adaptarse a las necesidades de un mundo cambiante, y el tratamiento de los deberes no debería estar excluido de ese cambio.

Como en muchos otros aspectos de la educación, una regulación del trabajo fuera del aula se ha hecho necesaria. No olvidemos que se trata de dar sentido a la enseñanza y no reducir los deberes a un mero complemento.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies