certificado b2 inglés
Curso preparatorio para la adquisición del B2 inglés
6 octubre, 2016
Aula PrevenGO
Educacion sexual del Siglo XXI en Aula PrevenGO
7 octubre, 2016
Mostrar todo

El método KiVa

El método KiVa

El método KiVa

 

En lo que a educación se refiere, Finlandia lleva varios años situándose a la cabeza del mundo según el Índice de competitividad Global (ICG) que realiza el Global Economic Forum. Es el mejor en educación primaria, educación superior y formación, algo que refuerza notablemente el hecho de que sea uno de los países más innovadores de todo el territorio europeo. Y si unimos estas dos características es inevitable hablar de KiVa, la iniciativa que ha revolucionado la lucha contra el acoso escolar.

El programa KiVa (acrónimo de Kiusaamista Vastaan, que en finlandés significa ‘contra el acoso escolar’) surgió de un esfuerzo conjunto de la comunidad educativa y el gobierno finlandés, después de ser testeado en lo que se convirtió en uno de los mayores estudios realizados en el país. 234 centros finlandeses y 30.000 estudiantes de entre 7 y 15 años fueron el pistoletazo de salida que logró unos resultados espectaculares: los casos de acoso escolar desaparecieron en el 79% de los colegios. Con sólo un año desde su implantación se comprobó que en algunos cursos el porcentaje de alumnos acosados bajo un 40%. Además, el método KiVa arrojó resultados sorprendentes en otros ámbitos educativos, como el aumento del bienestar escolar, así como la motivación para estudiar y la disminución de la angustia y la depresión.

Pero, ¿en qué consiste KiVa? Se desmarca de otro tipo de métodos que se centran exclusivamente en el acosador y el acosado, añadiendo un factor más a la ecuación: el grupo. Intenta cambiar las normas que lo rigen, ya que dentro de este se encuentran las personas que no acosan, que observan, que son testigos y se ríen. Con esta actitud se transmite un mensaje de normalidad y consentimiento ante sucesos que son muy graves.

Entramos en un error de concepto si creemos que es la actitud de la víctima la que hay que cambiar. Influir en los testigos debería ser el primer paso para erradicar el acoso escolar, ya que son ellos los que tienen en sus manos crear conciencia de grupo y empatizar con la víctima haciendo que se sienta protegida. De esta manera es como se consigue cambiar la actitud del acosador.

En la práctica, los estudiantes reciben una serie clases para que puedan identificar y reconocer los distintos tipos de acoso que existen, además de complementarlas con educación en valores y una serie de materiales adyacentes que convierten las lecciones en una actividad más amena: videojuegos, entornos virtuales, charlas y reuniones.

También se forma un equipo KiVa en cada centro, compuesto por tres adultos que tienen la misión de actuar en cuanto un problema de acoso es detectado. Identifican la situación, dan apoyo a la víctima, se encargan de hablar con los acosadores y toman las medidas pertinentes según el caso. Posteriormente, hacen un seguimiento de cada situación para que no se vuelvan a repetir conductas.

Como medida extra KiVa establece vigilantes en los recreos vestidos con chalecos reflectantes que llamen la atención persiguiendo con esto dos objetivos: aumentar la visibilidad de estas figuras y recordar que la responsabilidad de un entorno estable es cosa de todos.

En nuestro país se está comenzando a adoptar planes de este tipo, pero deberíamos tomarnos en serio la posibilidad de implantar un método como KiVa en todos los centros escolares.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies