Las drogas en el entorno escolar
Las drogas en el entorno escolar
9 mayo, 2018
Igualdad y empresa en Aragón
Igualdad y empresa en Aragón
11 mayo, 2018
Mostrar todo

¿Cuándo deberíamos dar un móvil a nuestros hijos?

¿Cuándo deberíamos dar un móvil a nuestros hijos?

¿Cuándo deberíamos dar un móvil a nuestros hijos?

 

Es probable que miles de padres y madres se estén haciendo esa pregunta en este mismo instante. Y es que es indudable que, gracias a la era digital, se ha producido un cambio en el uso que hacemos de la tecnología y del elemento socializador que supone. Ante esta cuestión existen diferentes factores a tener en cuenta, como la propia madurez del niño o sus necesidades, pero vamos a ahondar un poco en la cuestión para arrojar algo de luz a este asunto.

Lo primero que hay que tener claro es que no hay una edad establecida para entregar un teléfono móvil a nuestros hijos, tenemos que valorar si es necesario que tenga uno y cuál va a ser el uso que le va a dar. Tenemos que hacerle entender que un aparato de esas características no es un juguete y que debe utilizarse con responsabilidad. Es un error ceder ante chantajes como “Todos mis compañeros tienen uno” o “Soy el único que no tiene un móvil”. Es primordial educar sobre el uso de las nuevas tecnologías y advertir de los peligros que existen en el uso de redes sociales o al descargar determinadas aplicaciones. Por todo ello, es una buena idea establecer herramientas de control parental o perfiles infantiles hasta alcanzar determinada edad, o hasta estar seguros del uso responsable que nuestros hijos le dan a su terminal móvil.

Hay expertos que sostienen que para el correcto desarrollo social de un niño/adolescente, dada la sociedad en la que vivimos, un padre debería plantearse darle un terminal móvil a su hijo hacia los 12 o 13 años, que es cuando empieza a configurarse su círculo de amistades. Aunque, como ya he comentado, dependerá de cada niño y de las circunstancias particulares de la familia. Según datos del Net Children Go Mobile, el 46% de los niños europeos, con edades entre 9 y 11 años, tienen su propio móvil.

No tiene que ser un móvil con acceso a internet, puede ser un dispositivo solo para llamadas. En cualquier caso, también es importante que cuando hayamos tomado la decisión de dar un teléfono móvil a nuestros hijos los hagamos partícipes de la compra y de hablar de por qué se ha elegido un modelo u otro.

Una vez que hayamos entregado el móvil al niño es importante establecer unas normas básicas de uso y hacerle comprender que es un privilegio que puedes quitarle si no se cumplen. Limitar su uso en casa podría ser una de ellas, no llevar el móvil en la mesa, o apagarlo en el momento de ir a dormir. Del mismo modo que establecemos las normas y velamos para que se cumplan, también será importante predicar con el ejemplo y seguir las mismas directrices.

Como conclusión, debe quedar claro que la herramienta más importante que podemos utilizar para que nuestros hijos hagan un buen uso de su terminal móvil es la educación. Si les enseñamos a utilizar la tecnología correctamente no tendremos nada de lo que preocuparnos.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies