Feria de Empleo y Emprendimiento en Cámara Zaragoza
Grupo Piquer en la Feria de Empleo y Emprendimiento en Cámara Zaragoza
28 junio, 2017
PrevenGO en las VI Jornadas de Innovación Docente
PrevenGO en las VI Jornadas de Innovación Docente USJ
30 junio, 2017
Mostrar todo

Pedagogía alternativa

Pedagogía alternativa

Pedagogía alternativa

 

La pedagogía alternativa se encuentra en alza, cada vez son más los centros que optan por una educación que se aleje del cauce tradicional de asignatura y libro de texto. La cuestión es que hay algunos centros de nuestro país que han dado un paso más para reconfigurar la enseñanza tal y como la conocíamos hasta ahora. Hablamos de colegios como el Centro de Formación Padre Piquer en Madrid o el  CEIP Viñagrande-Deiro en Pontevedra.

Son centros en los que, tal y como explica Ángel Serrano, director del colegio Padre Piquer: ”Trabajamos con ámbitos, no con asignaturas”. Javier García, director del colegio Viñagrande afirma que la enseñanza se trabaja por contextos: el humanístico, el literario, el matemático y el científico. Los alumnos se involucran en diferentes proyectos en los que ellos mismo tienen la iniciativa, el docente trabaja a modo de guía y su papel es el de orientarlos a través del proceso. Esta forma de trabajar da un margen de libertad muy amplio y son los propios estudiantes los que deciden por donde avanzar. Los proyectos se abordan desde diferentes ámbitos: se hacen reportajes, se documentan, tuitean, entrevistan e intercambian ideas. Todo está configurado para alejarse de seguir la tradicional lección de un libro de texto.

Las aulas también son diferentes, amplias y luminosas, con un sinfín de estímulos y espacios donde poder trabajar. Tienen acceso libre a cámaras, tablets, juguetes, lienzos parar pintar, pizarras, ordenadores, murales, libros… Los alumnos se mueven por estas zonas aparentemente sin ningún tipo de orden, y aunque parezca que no trabajan, lo hacen, y mucho. Deben completar los proyectos de la misma forma que antes debía aprender cualquier lección, sólo que ahora abordan los conocimientos de forma muy diferente.

Es sorprendente cómo cada alumno se implica en su proyecto, le va dando forma y lo saca adelante. Si atendemos a la educación tradicional en la que sentamos a un niño en un pupitre al punto de la mañana y pretendemos que esté cinco horas escuchando atentamente a un profesor, teniendo en cuanta que los niños son pura energía, este tipo de enseñanza alternativa basada en la libertad del alumno no parece tan descabellada. Hay que estimular esa energía y dinamismo, focalizarla hacia una forma positiva y eficaz de enseñanza, algo que sin duda se está consiguiendo con este tipo de educación.

Para la persona que dude de este tipo de métodos, es necesario decir que estos colegios cumplen la ley rigurosamente y están sometidos a inspecciones continuas. Los alumnos salen perfectamente formados, lo único que cambia es la forma de enfocar la enseñanza. Muchos padres dudan a la hora de matricular a su hijo en una forma de educación tan libre, pero hay una gran diferencia en que un alumno sea libre a que haga lo que le venga en gana. Se vigila al alumno constantemente para que rinda al máximo.

Y al contrario de lo que se pueda creer, los métodos de enseñanza actuales no entran en conflicto con los métodos tradicionales, las bases se encuentran en modelos de ciencias de la educación que llevan utilizándose muchísimo tiempo. La diferencia radica en que se pone especial atención en lo positivo, en potenciar lo que a un alumno se le da bien. Cualquier escuela debe adaptarse al sistema educativo que obliga a los centros a instruir en unas competencias básicas, y mientras esos aspectos estén cubiertos, el cómo hacerlo es harina de otro costal.

Los sistemas educativos han cambiado y sería inmoral que no evolucionaran y se quedaran estancados, y más con los medios que existen a día de hoy para estimular el aprendizaje de un alumno. Hace 30 años no disponíamos de equipos informáticos que permitieran al aprendizaje por realidad virtual, no conocíamos el cambio sociológico que provocarían las redes sociales y las posibilidades de interacción que aportarían a la enseñanza, o no concebíamos las herramientas para el aprendizaje que han nacido en los último años gracias a las nuevas tecnologías.

Es momento de dar un paso más y dejar que la evolución siga su curso, los resultados nos sorprenderán más de lo que creemos.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies