Cuento publicado en Heraldo Escolar
Los vigilantes entran en acción en Heraldo Escolar
1 junio, 2016
intensivo
Curso intensivo inglés nivel C1
3 junio, 2016
Mostrar todo

La educación a debate – Adaptación

Primer día de clase

Primer día de clase

 

Los adultos contamos con la experiencia y los recursos necesarios para adaptarnos a cualquier tipo de situación, pero si para nosotros puede resultar complicado en alguna ocasión formar parte de un entorno nuevo, imagínense cómo tiene que ser para un niño. Para lograr que los más pequeños se adapten a la escuela infantil o al colegio, es recomendable seguir los siguientes consejos para lograr que esta integración se efectúe con la mayor naturalidad posible.

La primera recomendación es, simplemente, no extender las despedidas cuando llegue la hora de dejarlos en el centro. Debemos transmitir seguridad con nuestras acciones y evitar dramatismos. Estos momentos suelen ser más difíciles para los padres que para los hijos, pero no hay que dejarse llevar por la situación y quitarle hierro al asunto. También es importante que los niños sepan que es lo mejor para ellos y remarcar los aspectos positivos de quedarse en ese lugar, como la posibilidad de hacer un montón de amigos nuevos o hacer cosas divertidas que no podría hacer en otro lugar.

Es especialmente importante que durante los primeros días, y a poder ser todos, se cree un ambiente relajado que no cree ningún tipo de agobio que pueda sobresaltar al niño. Hay que despertarlos con tiempo para tomar un buen desayuno y que el camino a la escuela se haga con tranquilidad y sosiego.

La motivación y el ánimo que inculquemos jugarán un papel decisivo en los primeros días de estancia en la escuela. Debemos dedicar tiempo para que el niño comparta sus experiencias con nosotros y demostrar nuestra alegría por sus logros diarios. También, para reforzar esa confianza, podemos dejar que lleve su juguete preferido, si así lo desea, o algo a lo que le tenga un apego especial, con esto reforzaremos el vínculo con el hogar y se sentirá más seguro y arropado. Las rutinas también le proporcionarán la seguridad que necesita, además de adaptarse más rápido al cambio, por eso es bueno que la madre o el padre vayan a recogerle todos los días.

Por supuesto, no tengas ninguna duda en comentar con los educadores cualquier aspecto o conducta del niño de la que necesites saber más, es importante mantener un contacto directo para estar al tanto de las actividades que se realizan en clase y ser un apoyo constante del niño durante su aprendizaje. No olvidemos dedicar tiempo para jugar con ellos, para que nos transmitan sus vivencias y exterioricen, tanto los buenos como los malos momentos. De esta manera podremos ayudarles a comprender su entorno de forma más eficaz.

Recordemos también que cada niño, según sus dotes naturales para relacionarse con el entorno, se adapta de forma diferente y puede que algunos necesiten más tiempo que otros. En el caso de los más pequeños, podemos llevarlo pocas horas a la escuela infantil e ir aumentando progresivamente.

Solo queda decir que será el apoyo constante de los padres lo que hará superar cualquier problema a los más pequeños, pues para ellos somos su referente y el ejemplo a seguir, no lo olvidemos.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies